Naomi por Naomi

Arte y moda se combinan para dar origen a Naomi, marca de la modelo argentina. Sobres y carteras pintadas a mano que serán los it bags de la temporada.

"Este modelo gusta mucho. Es el pedazo de cuero al máximo exponente," alerta Naomi Preizler.
“Este modelo gusta mucho. Es el pedazo de cuero al máximo exponente,” alerta Naomi Preizler.

Es un día de mucho calor otoñal. Naomi Preizler y Silvina Aizersztein, su madre, me esperan en el living del departamento en Las Cañitas que funciona de showroom y atelier. Sobre una mesa amplia están perfectamente acomodados unos frascos de mermeladas que ahora sirven para guardar apliques de pedrería, unos bocetos de mujeres, una máquina de coser y más frasquitos con pintura para cueros. Es el espacio que usan a diario para crear las carteras de la primera colección de la marca que llevan juntas.

Frente a la mesa están los diseños en exposición y un recorte de cuero rosa descansa sobre el sillón donde nos sentamos a charlar. La dinámica entre las socias es tan natural como sólo podría darse en una relación madre-hija, porque llevan años haciéndolo.

Mientras van contando los procesos de producción, las relaciones con los proveedores y los comienzos de la marca, intercalan anécdotas familiares espontáneas que son parte de la historia de la modelo y su arte. Una relación que empezó de chica cuando le hacía ropa a las muñecas a las 12 años y cuando ilustraba mujeres de revistas. “Cuando tenía 14 años me gustaba mucho la moda, pedía revistas de afuera y dibujaba a las modelos,” explica Naomi mientras recuerda sus primeros pasos por la moda: “Empecé a viajar. Iba a los museos sola a una muestra o exhibición y fui descubriendo artistas así.” En los castings y desfiles empezó a dibujar modelos. “Me gusta la mujer para dibujar me parece muy interesante el mundo femenino. Me llamaban la atención las facciones. Y en los desfiles fui dibujando el backstage. Le ponía muchas ojeras a las modelos, yo lo veía desde adentro. Sé lo que significa viajar, dormir poco, estar expuesto al rechazo.”

“Me metí en la moda en el tema de la ilustración,” define para relatar que durante su estadía en Londres, su agente empezó a distribuir sus trabajos en las redes de contactos y las propuestas de trabajo surgieron cuando ilustró un catálogo para Harvey Nichols, y luego un backstage para Vogue UK. Pero, no sería hasta dos años atrás que se conectaría con el arte argentino contemporáneo y empezaría a investigar otro estilo de trabajos. “Mi obra acá se despegó mucho de los dibujos y empezó a tomar una búsqueda más conceptual, siempre ligado a lamoda porque mi obra es autorreferencial. Pero ahora estoy investigando más instalaciones, otras coas. El dibujo quedó un poco atrás y con las carteras revivió. Y en estas en especial porque son modelos.”

¿Cómo empezaron con este emprendimiento?

(Naomi) Ella y su mamá son muy de hágalo usted misma. En casa siempre había una máquina de coser. Ella tejía; le gusta lo manual y lo textil. Todo eso a mi me encanta. Y de chica hacía eso también. A los 14 hice un curso de marroquinería.

(Silvina) ¿Te acordás?

(Naomi) Ella estudió eso también. Con el tratamiento del cuero, y moldería. Nos encanta el cuero.

(Silvina) Naomi ama el cuero. Se deleita.

(Naomi) Es el material más resistente que hay.

(Silvina) Realmente. Porque yo cuando empecé decía, pero no se rompe, ¿no? Y no, no se rompe.

(Naomi) Tenemos muy buen cuero acá en Argentina. Hay muy buenas máquinas. Yo me estoy estableciendo acá en Argentina. Como modelo hay un punto que tenés un montón de tiempo libre y yo lo empecé a ocupar con mi taller que tengo en el Once. Y me dieron ganas de producir algo más allá de la carrera de modelo. Como mi obra que hago en mi taller no tiene mucho que ver con estos dibujos, es más de investigar y de las instalaciones, no quería una presión comercial. Ella estaba investigando todo sobre el cuero. Y surgió esta idea de hacer carteras mezclando el arte y la moda, y la confección. Investigamos mucho, buscamos un estilo que nos guste a las dos. Los modelos son minimalistas, sin herrajes, está el cuero a la vista. No está cosido o doblado. Son modelos de sobre, bolsa de papel y otros formatos de sobre.

(Silvina) La idea es que, como dice Naomi, sea muy sencillo, sobrio.

(Naomi) Y lo que resalta es el dibujo.

(Silvina) Y jugar con el diseño. Dijimos, ¿y si armamos algo que sea como un collage?

(Naomi) Arrancamos con un modelo, y fuimos buscando qué dibujo podía ir con cada modelo. Pero estos son razas: Indígena, Japonesa, Africana. Y después están los figurines.

¿Cómo se decidieron en esto 3 formatos?

(Naomi) Nos encantaba el maxisobre.

(Silvina) Primero hicimos uno mucho más grande. Armamos uno y Naomi lo experimentó. Salió con eso y es muy interesante porque recibía comentarios.

(Naomi) ¿Dónde lo puedo comprar? Me decían.

(Silvina) Alienta cuando gusta. Pero esta experiencia de circular con eso, que era un prototipo que no era para la venta, fue todo una prueba. Vino y dijo que quería que fuera más chico y quiso sumar el arte. Y después vinieron las razas.

(Naomi) Este salió en Viva en una nota y muchos pensaban que era un cuadro.

Y encontrar el cuero, ¿cómo les resultó?

(Naomi) El mercado de cuero que hay en la Argentina en muy bueno. Recorrimos distintos lugares y negocios, y ya encontramos nuestros proveedores que nos conocen. Lo difícil fue encontrar qué cuero para cada modelo. La paper bag al principio tenía un cuero muy finito y se desarmaba. Y fuimos experimentando hasta encontrarlo.

(Silvina) Fue interesante la búsqueda del cuero. Había que encontrar uno que se doble, experimentamos con uno de camperas pero se desarma. Este se queda paradito.

(Naomi) Y esto es nobuk, pero es tan difícil conseguirlo. Escasea. Usamos una bolsa de papel para guiarnos en el modelo.

(Silvina) Claro, desarmé una y fui siguiendo para armar un modelo de cómo lo voy marcando. (sobre la mesa baja hay recortes de cuero de futuros modelos).

¿Cuánto tiempo les llevó?

(Naomi) El prototipo tarda mucho pero cuando la hacés en serie es mejor.

(Silvina) Claro, yo ya recorté algunos, en serie. Lo planche y los marque. Están ahí ya los redondeles para coserlos, y luego pasa al departamento de arte, el logo y la etiqueta. Es tan interesante el ambiente del cuero.

(Naomi) Es muy folclórico.

(Silvina) Tal cual. Cuando encontrás gente que te atiende muy bien te das cuenta.

(Naomi) Por eso le pusimos ‘Made in Argentina’. Porque queremos que esté claro.

¿Quieren llevarlo al exterior también?

(Naomi) Tenemos planes para ir a Uruguay, Chile. Pero de a poco porque la producción lleva tiempo.

¿Y ahora como comercializan?

(Naomi) Estuvimos en La Onion con varios modelos. Vamos a empezar con The Net Boutique y estamos armando la tienda online y hablando con diferentes tiendas. La intención es que puedan ver los productos en algún espacio, y que también puedan comprar online en nuestra tienda online.

“No hace falta mucha industria para hacer un producto bueno,” dice. Y tiene razón. Ahí en su taller familiar, donde el arte se conjuga con la moda, los resultados están a la vista, y valen la pena dedicarle un rato para mirarlos, tocarlos y llevarlos para complementar un look. La charla sigue entre anécdotas e historias. Hablamos de su paso por el aniversario de Telefé (donde lució con una de sus creaciones), la exposición de las redes sociales, y su próxima instalación de arte. Todas facetas de una misma mujer que emprende en nuestro país y que apuesta a seguir creciendo.

 

* Artículo original publicado en la Revista Slm de abril 2015

Segui la moda
Segui la moda

Seguílamoda.com es una multiplataforma dedicada a la moda y el estilo de vida con contenidos desde el 2009. Aquí buscamos transmitir un estilo de vida fashionista, que incluya no sólo la ropa y los productos de belleza. Nos gusta el arte y la cultura, la tecnología, los viajes y la vida de los famosos.

No Comments Yet

Comments are closed