La mode à Paris

Durante todo el año, el circuito de la moda tiene su gran capital en París.

Con sus dos ediciones de prêt-à-porter, las colecciones masculinas y las de alta costura, la moda en Francia salta de la pasarela a las tiendas y a la calle casi sin escalas. Ya desde sus comienzos, Europa fue la cuna de la moda, con Worth, Poiret y Coco Chanel a la cabeza, y París era el centro donde se tomaba la temperatura de las creaciones. Algo muy similar sucede en la actualidad con un constante movimiento.

El Musée du Louvre tiene un espacio dedicado especialmente a la moda, pero no solamente allí puede verse un pedacito de historia. En cada sala del museo, la joyería, decoración y piezas de cultura dejan expuestas las tendencias de Egipto, Grecia y por supuesto de la realeza Francesa, que no pasa desapercibida en el Château de Versailles.

Los cuartos de Marie Antoinette, las columnas rosadas del Trianon, las suntuosas habitaciones de las salas de Napoleon III, las coronas recargadas de diamantes, piedras preciosas y perlas naturales, las pulseras de oro de la Iglesia, y hasta las coronas de serpientes de oro de las antiguas civilizaciones. Todo inspira y respira moda.

El lujo

Las calles parisinas no son ajenas a este movimiento cultural que lleva años en su apogeo. La Place Vendome, famosas por reunir a las joyerías más

lujosas del mundo y L’Avenue Montaigne con sus megatiendas, son dos de los lugares más caros de la moda parisina.

Allí se levantan las boutiques de renombre como Chanel, Valentino, Dior, Rolex, Giorgio Armani, entre otros. Los turistas sólo se acercan para hacer fotos, y ver algunas de las vidrieras más prestigiosas del planeta.

De shopping

Varios espacios, almacenes o pequeños shoppings conquistan a los turistas. No todos pueden salir de estas mega tiendas con las bolsas cargadas de compras, pero vale la pena el paseo.

Uno de los más reconocidos es la Galérie Lafayette. El centro de la lujosa y luminosa planta baja tiene pequeños puestos de varias marcas con carteras, bolsos y zapatos de diseñador. Marc by Marc Jacobs, por ejemplo, tiene algunos de sus accesorios de cuero. A su alrededor, hay tiendas cerradas como Chanel o Dior que además venden ropa. De la puerta sale una larga fila de turistas orientales ávidos de comprar.

Subiendo por las escaleras mecánicas, la moda de diseñador sigue presente. Stella McCartney, Balmain, Balenciaga, Chloè y Cèline tienen sus colecciones recién salidas de la pasarela ya colgadas en los percheros metálicos.

Para encontrar artículos de belleza de marcas de todo el mundo, Le Bon Marche tiene una selección inigualable. Su planta baja tiene islas de makeup, cremas y perfumes internacionales. Para arriba, sus otros pisos tienen ropa de hombre y de mujer y un espacio de decoración al estilo Macy’s pero mucho más caro.

Otra de las grandes tiendas multimarcas es Colette. Una refinada selección de artículos que van desde libros, agendas, iPods y remeras estampadas está estratégicamente ubicada en cada repisa.

Cada uno de estos grandes almacenes tiene a su vez un gran atractivo particular, que es la zona en la que están ubicados. Las Galéries Lafayette están sobre el histórico Boulevard Haussmann, a unas pocas cuadras del Moulin Rouge (unos 20 minutos de caminata). Le Bon Marché está a dos cuadras de la iglesia de La Medalla Milagrosa, y Colette cerca de Les Tuilleries.

Moda joven

Concentrada en los modernos y vanguardistas barrios de Saint Germain des Près y Le Marais, los diseñadores que pisan fuerte y aspiran a más no quieren perder su lugar.

Rodeando la Place des Vosges, el corazón de Le Marais, una de las más viejas de Paris y donde vivió Victor Hugo, están las galerías de arte, bares tangueros y una vuelta de edificios que fueron construidos por Henry IV hace más de 400 años. Por las calles aledañas, los jóvenes diseñadores fueron abriendo sus espacios. Allí conviven con otras tiendas de belleza como el estudio Bobbi Brown o Caudalié.

Del otro lado del Seine está Sain Germain des Près, que tiene su punto de partida en la iglesia que lleva su nombre. Por el Boulevard están el moderno concept stores de Karl Lagerfeld, la tienda de Pleats Please by Issey Miyake, una boutique Zadig et Voltaire y otra de Maje, dos marcas francesas que pisan fuerte en el rubro de la moda de autor joven.

Por la misma calle, varias tiendas buscan establecerse como pioneras de diseño para el hogar, perfumes personalizados y hasta objetos de viaje. Ambos barrios son una caminata imperdible, aunque uno regrese al hotel con las manos vacías.

Buenos Precios

Los fanáticos de la serie Gossip Girl podrán reconocer fácilmente la entrada de las tiendas donde Blair y Serena se van de shopping. Claro que no todos pueden comprar en las frías y distinguidas boutiques por donde pasan las dos adineradas fashionistas. Para eso, un simple recorrido de locales con mejores precios, ofertas y descuentos simplifica la tarea.

La bajada Rue de Rivoli (número 1) de la estación de Métro “Les Halles” tiene casi un acceso directo a una de las más grandes H&M de Paris. Con varios pisos y una gran oferta de prendas con precios espeluznantes, es una de la que más turistas atrae así que hay que ir armado de una lista de talles y mucha paciencia. Aquí se pueden conseguir zapatos por €5, vestidos por €10 y pantalones por €4,99, de principio de temporada. Eso sí, hay que conseguir talle. Todas las H&M tienen un práctico sistema de devolución de prendas, así que es mejor probarse en el hotel ya que las largas filas en los probadores pueden llevar horas.

Siguiendo la caminata por Rue de Rivoli, hay un Zara con buenos precios liquidación, un GAP y varias tiendas más pequeñas con objetos de diseñador.

Otro de los lugares más visitados son los locales que venden la ropa por peso. Una divertida experiencia, con códigos de colores, que permite llevar ropa vintage o sin usar a precios ridículos.

Infaltable en todo recorrido de compras, el shopping de La Défense (la última estación de la línea 1) también tiene las principales marcas low coast, con precios de descuento que podrían hasta dar un dolor de cabeza.

Sobre Champs Elysée también hay varios H&M, Zara, GAP entremezclados con el soñado Sephora más grande del mundo, tiendas de MAC Cosmetics y diseñadores franceses que vale la pena visitar.

Para poder completar una jornada de compras y volver victorioso al país, es muy importante recordar pedir una détaxe. Se trata de un formulario que se completa en la boutique y que se entrega en el aeropuerto, y se recibe una devolución de impuestos de hasta un 12% de la compra realizada.

Fashion Week

Viajar a París durante la Semaine de la Mode es uno de los mejores momentos para poder respirar moda en cada esquina. Desde el centro hasta los barrios periféricos, en cada estación de Métro de la línea 1, en cada recoveco de Les Tuilleries, las fashionistas abundan.

Looks para mirar e inspirarse hay de sobra, y sólo basta con tener un itinerario de la semana oficial para poder encontrarse con las distinguidas editoras y celebrities en la puerta de los desfiles.

Poder entrar a un desfile, eso es otra historia. Cuando le escribí a mi contacto de prensa de Chanel para anticipar mi viaje era mediados de julio. Mi ansiedad era tal que no pude contenerme. Su respuesta fue muy amigable y con un dejo esperanzador: hay un cupo limitado de asientos para editoras de Latinoamérica, en el caso de quedar alguno para mi recién lo sabrían a fines de septiembre.

La espera llegó a su fin cuando, una vez llegada a París, recibí un mail que me pedía una dirección, en caso de que hubiera un lugar para mi. Y al fin llegó la tan ansiada invitación, en la víspera del desfile.

El ingreso era un sinfín de gente, aunque no todos tenían una entrada en mano, muchos se acumulaban en la puerta. A la salida, la historia se repetía. Entre flashes y poses, todos regresaban a sus puestos de trabajo o próxima parada turística.

Con dos ediciones por año, la semana de la moda prêt-à-porter es una parada obligada de las editoras y periodistas de moda de publicaciones internacionales. Allí quieren presentar colección la mayoría de los diseñadores, y en el caso de Argentina, también tuvo su valorado lugar.

Organizado por Vidal Rivas, Argentina Fashion Week fue un ordenado desfile de creadores argentinos, que se lució frente a invitados de todo el mundo. Estar allí también es un honor y un privilegio.

slmenparis

Segui la moda
Segui la moda

Seguílamoda.com es una multiplataforma dedicada a la moda y el estilo de vida con contenidos desde el 2009. Aquí buscamos transmitir un estilo de vida fashionista, que incluya no sólo la ropa y los productos de belleza. Nos gusta el arte y la cultura, la tecnología, los viajes y la vida de los famosos.

No Comments Yet

Comments are closed