DYI reproducción de suculentas para decorar

Como ya saben soy obse de las plantas. Amo las suculentas, los cactus y crasas. No se mucho de jardinería pero en el año que llevo viviendo sola la verdad que fui aprendiendo distintas cosas. Mucho Google y YouTube, preguntar en el Vivero y a mi mamá que también le gusta lo verde.

Una de las cosas que más me interesó fue que las suculentas que se adaptan súper bien a las condiciones de vida de cualquier lugar, son además muy generosas y por lo general es raro que se mueran. ¿Cómo es eso? Bueno, es muy fácil reproducirlas. Las “mini sucus” como les digo yo, quedan divinas en una maceta pequeñita en el interior de la casa. Aportan color y vida a un departamento así que cuando vi que era fácil hacerlo me decidí a realizarlo en masa.

Acá les preparé un paso a paso de cómo lo hago yo para que, si les interesa hacerlo puedan empezar. Hay dos formas de reproducirlas. Por esquejes o por hijuelos, que es la que uso yo.

Los hijuelos son un mini ejemplar de la planta que queremos reproducir, un gajito si se quiere, o como digo yo un hijito. Se separan fácilmente del resto de la planta con un poquito de presión o mismo se caen solos. Es importante que esté completo y que no le falte un pedacito. Si la suculenta o cactus tiene espinas por favor usen guantes porque algunas son mínimas y casi imposibles de sacar luego.

Hay que separar los hijuelos sobre un papel a la sombra y dejarlos unos días que se sequen (fundamental para que no se pudran). En esos días es probable que vean que sale alguna raiz pequeñita (¡es que está buscando agua!). Se recomienda 7 días, pero soy un poco ansiosa y sólo los dejé 3.


Ahí aplicamos un polvito enraizante que va a estimular el desarrollo de las raices. Sobre una macetita con tierra preparada y arena, gravilla o laca al fondo para que drene, vamos a apoyar el hijuelo (no enterrarlo).

Una vez por semana le vamos a poner un poquitito de agua, no sobre la planta sino en los laterales de la maceta. Y vamos a ver que van creciendo raices y una mini suculenta. Está bueno que en este tiempo le de luz pero que esté en el interior.


Cuando el hijuelo se empieza a machucar es tiempo de trasplantarlos a su maceta decorativa propia.

Lo que hice fue tomar dos vasos de plástico transparente que tenía de Beer in BA y hacerle agujeros en el fondo con un destornillador caliente.


Luego puse leca y tierra abonada. Asi drena bien y tiene un colchón nutritivo.


Arriba una seguidilla de piedritas de colores por los bordes y luego tierra para cactus y crasas que viene con vitaminas especiales.


Ahí le hice un agujerito y planté la mini suculenta y la rodié con piedritas de colores para decorar.


Lo lindo de este resultado es que le da color a un estante blanco por ejemplo, y la suculenta tiene un nuevo lugar para vivir. Como es transparente se pueden ver los distintos tonos de la tierra y las piedritas de colores.


En invierno se riegan una vez por mes como mucho así que requieren poco mantenimiento. En otoño se puede hacer cada 15 días.

¡Espero que les haya gustado este DIY! Si les gustan las plantas o los DIY pidanme por comentario así les armo otro. 😀

Betsy Saul
Betsy Saul

Directora Editorial

Lic. en Periodismo, con posgrados en moda y en marketing. Fashion & Beauty geek. Creadora de la Multiplataforma Seguí la moda, editora de la revista digital Slm y autora del sitio Seguilamoda.com. Realizó cursos de automaquillaje en diferentes estudios y fue la ganadora de un episodio de Desafío Fashionista.

1 Comment